19/8/08

Un viajecito...


Desde hace tiempo que se postergaba, pero las ilusiones seguían intactas, inamovibles. El deseo de una charla que llenó un vacío existencial fue superado por un abrazo, una sonrisa, un estrechón de manos que colmó cualquier expectativa. La distancia no fue jamás una molestia pero como me dijo mi amigo: "la distancia no sirve para sostener relaciones". Más allá y más acá de eso, seguimos en contacto y...seguimos en pie. Y ahora que la lejanía no es tal, me animo a afirmar que varias copas de vino nos unirán y acompañaran en largas charlas cordiales.
Por eso muchacho de camisa blanca y alpargatas, el mismo al que le gustan los asados en los domingos peronistas (esos que duran hasta el soleado mediodía), un abrazo y hasta la próxima parada...

4 comentarios:

peach dijo...

viva Perón y la abanderada de los pobres!

Mr. Sopen & Sergio Rios dijo...

Prefiero sólo el domingo peronista, amigo.

Anónimo dijo...

andá a laburar, vago

Mr. Sopen & Sergio Rios dijo...

Anónimo: eso! "Estamos para ayudarlo"...y una sonrisa inocente o estereotipada.