31/3/13

TED, una película más del sistema




Tenía pensado escribir algo, como siempre.
Insisto en que todavía nos creemos eso de que el escritor relata un bestseller en una noche de alcohol y drogas… se vuelve famoso, exitoso, mujeriego, etc., etc., etc.  

Esa mentira la seguimos creyendo.

Esa mierda que nos meten en la cabeza la seguimos creyendo…

Como cuando vamos a trabajar.

Nos creemos lo del respeto a la autoridad y toda esa farsa

Y así seguimos reproduciendo la hermosa estructura de la explotación,

Si, la del hombre por el hombre, la de la mujer por la mujer…

La reproducción del poder por el poder…

Lo del adjetivo anterior es en el sentido del que te oprime con placer…y vos bien lo sabés.

Y es así como queremos encajar en el engranaje, no nos caliente nada más que irnos del puesto laboral…esa es una de las verdades.
Entonces encontramos en una botella de alcohol una salida transitoria a toda esa asquerosa reproducción de la opresión del sistema democrático actual…y si eso no nos alcanza buscamos la droga que nuestro bolsillo de asalariado nos quiera proveer…y sino salimos a meter caño y nos metemos lo que sea en el cuerpo… y así hasta que bajamos del colectivo, el auto o la bicicleta y vomitamos un poco para seguir en el camino que nos marcan…
Y si todo eso no nos convence, nos decimos para nosotros mismos que lo hacemos por nuestras familias… que lo que hacemos lo hacemos por ellos…y eso no tiene nada de socialista ni de comunista por si te confundías…

Tomo el vaso de nuevo, agrego más hielo

Apago el cigarrillo, miro hacia un costado y es una sombra amiga que me saluda…

Afuera gotea, es lluvia en realidad

Es otoño y es fresca la noche en Neuquén…

Ya se terminó de cargar TED, la voy a ver sólo para convencerme de lo que está escrito más arriba y hasta que se acabe la botella.

1 comentario:

Horacio Beascochea dijo...

No vi Ted. Coincido en eso de que reventarse para escribir, es puro folclore.

Saludos